Charly: Quince para siempre

Toda selección es difícil; del repertorio García, elegir un número de dos dígitos se vuelve casi imposible. Pero qué mejor que repasar su vitalidad permanente, el nervio fino de aquel cuyas canciones siempre nos transportan a la adolescencia infinita, a la energía inagotable.Toda selección es difícil; del repertorio García, elegir un número de dos dígitos se vuelve casi imposible. Pero qué mejor que repasar su vitalidad permanente, el nervio fino de aquel cuyas canciones siempre nos transportan a la adolescencia infinita, a la energía inagotable.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario