Guterres abandona el país sin un acuerdo, mientras recrudecen los combates

Los combates entre las milicias aliadas al gobierno impuesto por ONU en Trípoli y las fuerzas leales al mariscal Jalifa Hafter se recrudecieron este viernes en el extrarradio de la capital sin que nada pudiera hacer para evitarlo el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Guterres viajó este mismo viernes a Bengazi para reunirse con el controvertido mariscal, hombre fuerte del país, y convencerlo que frenara la ofensiva en Trípoli, que lanzó escasas horas después de que el máximo representante de Naciones Unidas de la ONU aterrizara en ella.

Apenas una hora y media más tarde, Guterres abandonó el cuartel general de Hafter en la localidad de Al Rajma sin un acuerdo y con una sensación de impotencia.

I leave Libya with a heavy heart and deeply concerned. I still hope it is possible to avoid a bloody confrontation in and around Tripoli.

The UN is committed to facilitating a political solution and, whatever happens, the UN is committed to supporting the Libyan people.

— Antnio Guterres (@antonioguterres) April 5, 2019

Entradas relacionadas

Deja tu comentario