A 40 años del derrocamiento de Idi Amin, el «Hitler» de África

Cuarenta años después de la caída del dictador Idi Amin Dada, llamado el «Hitler» de África, Uganda trata aún de recuperarse de aquel régimen brutal que causó en apenas ocho años la muerte de entre 200.000 y 500.000 personas.

Su vida está plagada de anécdotas extravagantes que cimentaron la fama de este hombre que medía más de un metro noventa de estatura, casi analfabeto, de religión musulmana y perteneciente al grupo étnico Kakwa, minoritario en el país.

Según el ex ministro de Sanidad de Uganda Henry Kyemba, Amin era caníbal, ya que en muchas oportunidades le escuchó decir que la carne humana tenía un «gusto salado». Este ex funcionario contó, además, que el dictador cuando hizo asesinar al general de Brigada Charles Arube, en 1974, pidió entrar en la morgue de Mulago, para reconocer el cadáver.

«Quiero estar solo», dijo Amin, causando dudas en sus subordinados. Según algunos informes de prensa, cuando el ex dictador salió de dicho lugar, los médicos comprobaron que al cuerpo de Arube le faltaban varios dedos de las manos y de los pies.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario