Tres años de prisión a directivos de redes sociales que difundan violencia extrema

Los directivos de redes sociales en Australia que no retiren de forma inmediata contenidos extremadamente violentos como actos terroristas, asesinatos, violaciones, torturas o secuestros, enfrentarán penas de tres años de cárcel o multas del 10 por ciento de su facturación anual, según una ley aprobada este jueves por el Parlamento.

Los cambios en la legislación, aprobada el miércoles por el Senado y este jueves por la Cámara de Representantes, fueron adoptados tras el atentado del 15 de marzo contra dos mezquitas de la ciudad de Christchurch, en la Isla Sur de Nueva Zelanda, en el que murieron 50 personas y otras 50 resultaron heridas.

El ataque fue retransmitido en directo durante 17 minutos a través de Facebook por el asaltante, el australiano Brenton Tarrant, quien también publicó en las redes sociales un manifiesto de 70 páginas con su ideario extremista.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario