«No tengo que pedirle perdón a nadie», dijo el abogado acusado por abuso de menores

El abogado Gustavo Rivas, juzgado por diez casos de «corrupción y promoción de la prostitución» de jóvenes de entre 15 y 16 años entre 1970 y 2010, aseguró este miércoles que «no hay víctimas», que «nunca» cometió un delito y que no tiene «a nadie a quien pedirle perdón».

En la primera jornada, el Tribunal admitió la prescripción dos de las 12 denuncias, basándose en que ocurrieron en 1975 y 1977, cuando Argentina no había adherido a los tratados internacionales de Derechos Humanos y Derechos del Niño.

Previo a a la segunda audiencia frente al Tribunal integrado por los jueces Alicia Vivian, Arturo Dumón y Mauricio Derudi que comenzó esta mañana y continuaba por la tarde, Rivas declaró que aún no ha «hablado y por eso Gualeguaychú escuchó una sola campana».

Entradas relacionadas

Deja tu comentario