24 febrero, 2024

Radio Fenix

La Radio de todos

Genetics celebra en el Gran Rex los 50 años de una obra cumbre del rock sinfónico

Foto Prensa
Foto: Prensa

Tras una gira sudamericana que cerró en agosto con un show apoteótico en el Luna Park, junto a Steve Hackett, el guitarrista original de Genesis, en el que se repasó de punta a punta el disco en vivo «Seconds Out» de 1977-el último en el que participó-; la banda tributo Genetics se prepara para encarar otra obra cumbre del legendario grupo británico, «Selling England by the Pound», que en octubre pasado cumplió 50 años.

El próximo martes 5 de diciembre, en el porteño teatro Gran Rex, la banda que desde su antecesora Rael viene recreando hace varias décadas la música de Genesis, subirá a escena, con absoluta fidelidad y respetando el orden de las canciones, la producción que ocupa un lugar privilegiado en la historia del rock progresivo.

«Será un show emblemático, con un disco que para nosotros es uno de los más importantes de esa etapa de Genesis con Peter Gabriel», anticipó en diálogo con Télam el baterista Daniel Rawsi.

«Siempre tendemos a preparar los shows como los hacía Genesis en su momento. Obviamente, no nos vamos a poner la misma ropa y disfrazarnos como lo hacían ellos, pero sí en lo que es lo escénico, la disposición de los instrumentos, los instrumentos en sí, que tuvimos la suerte de poder conseguir los mismos que usaban. Y en la parte musical, nos atenemos fielmente a tratar de tocar nota por nota lo que hacían ellos», añadió.

Para quienes hayan tenido la oportunidad de escuchar a Genetics en vivo y, especialmente, quienes hayan asistido al concierto compartido con Steve Hackett en agosto pasado, no quedan dudas del nivel de fidelidad sonora que alcanza la formación que completan Horacio Pozzo en teclados y guitarra; Claudio Lafalce en bajo, guitarras, pedalera de bajos y voz; Leo Fernández en guitarra; y Tom Price en voz, flauta y percusión.

Precisamente, en esa ocasión, sonaron varios de los temas del disco que será revisitado el próximo martes en el Gran Rex, aunque con algunas variaciones, debido a que fueron interpretados del mismo modo que en «Seconds Out», un álbum en vivo.

«En ese caso, eran versiones preparadas para dos baterías y que desde el punto de vista rítmico eran levemente distintas a las de estudio; inclusive con algunos pasajes de pequeños solos de batería y fills distintos. Nosotros acá vamos a hacer finalmente lo que suena en `Selling England by the Pound´. En `Seconds Out´, las características eran distintas. No estaba Peter Gabriel, Phil Collins tomó el mando de la voz, tuvieron que poner a otro baterista, así que todo cambió ahí», explicó Rawsi.

En diálogo con esta agencia, el baterista, conocido además por haber sido amigo e invitado recurrente en los shows de Luis Alberto Spinetta, brindó detalles y reflexionó en torno a la obra cumbre de Genesis, en la etapa en la que alineaba a Peter Gabriel en voz, Phil Collins en batería, Tony Banks en teclados, Steve Hackett en guitarras y Mike Rutherford en bajo y guitarras.

Télam: Tuvieron la posibilidad hace muy poco de tocar muchos de estos temas junto a Hackett. Seguramente, habrán podido obtener data de primera mano sobre ellos que ahora utilizarán.
Daniel Rawsi: Sí, en todo momento le consultábamos cosas. Pero también, es medio gracioso lo que voy a decir, pero había temas en donde él no recordaba ciertas armonías o ciertos acordes y se los pedía a Leo, por ejemplo. Pero es una persona tan agradable, tan educada y es tan bueno con nosotros que era uno mas. Él pone a este disco como su preferido dentro de su carrera en Genesis, así que pasábamos los temas con él y todo fluía naturalmente.

T: ¿Hay algún tema en este disco que te resulte un desafío en particular?
DR: Desde el punto de vista rítmico, hay tres temas fundamentalmente: «Dancing with the Moonlight Knight», «The Battle of Epping Forest» y, uno de los temas que más amo de Genesis que es «Cinema Show». Son tres temas muy difíciles de tocar y rítmicamente muy complicados, pero los ensayamos y los tocamos tantas veces, que va saliendo la cosa. Y luego hay temas más sencillos que ya se perfilaban a ser un poco más comerciales dentro de su carrera, como «I Know What I Like (In Your Wardrobe)».

T: ¿Para ustedes qué lugar ocupa «Selling England by the Pound»?
DR: No podría hablar por el resto de los integrantes del grupo pero si diría que creo que es uno de los favoritos. En mi caso, amo tocar este disco pero también me gusta tocar «The Lambs Lies Down on Broadway», que es una obra maravillosa, además de algunos temas de «Foxtrox». Y si nos vamos más adelante, el show que hicimos donde interpretamos «Duke» y parte de «And Then There Were Three» también es una obra maravillosa y linda para tocar: Pero «Selling England by the Pound» tiene un lugar especial, no solo por lo que es musicalmente, sino porque nos relaciona mucho con Steve Hackett, porque es su disco preferido.

T: ¿Cómo creés que se resignifica hoy esta obra de Genesis?
DR: A mí me encantaría que los chicos de hoy escuchen esta música, y hay algunos que de hecho lo hacen. Nosotros vemos que cada vez más hijos de personas del grupo etario que prefiere este música van a los shows y realmente quedan impresionados desde el punto de vista musical. Me encantaría que los chicos de hoy tengan la oportunidad y las ganas de poner un vinilo y escuchar esta música porque todo cambió, y a mí me resulta un poco monótono lo que se escucha hoy; sin desmerecer a los artistas, pero no tiene mucho que ver con lo que se escuchaba en esa época.

T: ¿Cómo es la relación con los fans teniendo en cuenta que suelen conocer con detalles cada pequeño arreglo de los temas? ¿Hay un mayor grado de exigencia?
DR: Absolutamente, hay mucha gente que analiza cada nota, cada golpe, cada sonido, cada instrumento en los shows. La mayoría de las personas que nos siguen están en esa línea. Pero si vas a las redes sociales y lees los comentarios, en general siempre son halagadores. Hay muy pocos que van a la crítica profunda o a señalar dónde te equivocaste, o si faltó algún acorde o algún fill. En general, la relación con el público es excelente porque interpreto que el hecho de que nadie haya podido ver en vivo a Genesis en esa época, hace que sea como transportarlos. Hay gente que sale llorando del show porque recordó su adolescencia, cuando escuchaba ese disco.

T: Ustedes, con el grupo antecesor a este que fue Rael, empezaron con esta evocación de la música de Genesis antes de que se popularizaran las bandas tributo y se hiciera un negocio de la nostalgia. ¿Qué opinión tenés al respecto?

DR: Nosotros no lo vemos como un negocio. De hecho, no lo es. Lo vemos, primero, como tocar la música que amamos; segundo, poder brindarle al público esta música que también aman. No reparamos en ver qué buen negocio podemos hacer con esto, cuántas entradas podemos vender. Estamos lejos de esto. Además, montar un espectáculo de esta naturaleza genera un gasto enorme, entonces no miramos ese beneficio. Miramos el beneficio artístico y creativo.


source